Síntomas de la osteoporosis

Síntomas

Enfermedades y sus síntomas

Información general acerca de los síntomas de la osteoporosis

Esta página intenta proporcionar una lista con información de algunos de los posibles síntomas de la osteoporosis.

Esta información sobre síntomas ha sido obtenida de diversas fuentes y puede no ser totalmente exacta y tampoco tiene porqué ser la lista completa de los síntomas de la osteoporosis.

Imagen de la osteoporosis

Por otra parte, los síntomas de la osteoporosis puede variar de forma individual en cada paciente.

Debes consultar con tu médico si notas los primeros síntomas de la osteoporosis ya que sólo tu médico puede proporcionar un correcto diagnóstico de los síntomas de forma precisa.

Haz click en el siguiente enlace si quieres ver información sobre el tratamiento de la osteoporosis.

La osteoporosis es una enfermedad caracterizada por una disminución de la masa ósea y por la pérdida de tejido óseo que puede conducir al individuo a tener unos huesos débiles y frágiles. Si tienes osteoporosis, tienes un mayor riesgo de fractura de tus huesos, particularmente de los huesos de la cadera, la columna y la muñeca.

A menudo la osteoporosis es considerada una condición desarrollada por mujeres mayores y frágiles. Sin embargo, el daño provocado por la osteoporosis comienza mucho antes. Debido a que se alcanza la densidad ósea máxima aproximadamente a los 25 años de edad, es importante que en ese momento, se tengan unos huesos fuertes con la finalidad que en un futuro se mantenga esa fortaleza. La ingesta adecuada de calcio es una parte esencial para la formación de unos huesos fuertes.

En Estados Unidos, casi 10 millones de personas ya tienen osteoporosis. Otros 18 millones de personas tienen una baja masa ósea, característica que los expone a un riesgo mayor de desarrollar osteoporosis. A medida que nuestra población envejece, estas cifras aumentan. Aproximadamente el 80% de las personas que padecen osteoporosis son mujeres. De las personas mayores de 50 años, una de cada dos mujeres y uno de cada ocho hombres se predice que tienen una fractura relacionada con la osteoporosis a lo largo de sus vidas.

Causas de la Osteoporosis

Se produce osteoporosis cuando hay un desequilibrio entre la formación de un nuevo hueso y la resorción de un hueso antiguo. El cuerpo puede dejar de formar huesos nuevos o reabsorber demasiados huesos antiguos o ambas cosas. Hay dos minerales esenciales para la formación normal del hueso, éstos son el calcio y el fosfato. A lo largo de la juventud, el cuerpo utiliza estos minerales para producir huesos. El calcio es esencial para el funcionamiento adecuado del corazón, el cerebro y otros órganos. Para mantener el funcionamiento de estos órganos vitales, el organismo reabsorbe el calcio que se almacena en los huesos con la finalidad de mantener los niveles adecuados y necesarios de calcio en sangre. Si el consumo de calcio es insuficiente o si el cuerpo no absorbe suficiente calcio de la dieta, la producción ósea y de tejido óseo puede sufrir una caída. De esta forma, los huesos pueden debilitarse, dándonos como resultado unos huesos frágiles que pueden romperse fácilmente.

Generalmente, la pérdida de hueso se produce durante años. A menudo, la persona afectada puede sufrir alguna fractura antes de darse cuenta de que tiene esta enfermedad. Para entonces, la enfermedad puede encontrarse en sus etapas avanzadas y el daño puede ser grave.

La principal causa de la osteoporosis es una falta de ciertas hormonas, particularmente de estrógeno en las mujeres y de andrógenos en los hombres. Las mujeres, especialmente las mayores de 60 años, son frecuentemente diagnosticadas con la enfermedad. La menopausia provoca bajos niveles de estrógeno y aumenta el riesgo de una mujer de padecer osteoporosis. Otros factores que pueden contribuir a la pérdida ósea entre personas que se encuentran en este grupo de edad son la ingesta inadecuada de calcio y de vitamina D, la falta de ejercicio con pesas y otros relacionados con la edad y los cambios en las funciones endocrinas (además de la falta de estrógenos).

Otras condiciones que pueden conducir a la osteoporosis son el uso excesivo de corticoides (síndrome de Cushing), los problemas de tiroides, la falta de ejercicio muscular, el cáncer de huesos, ciertos trastornos genéticos, la ingesta de ciertos medicamentos y otros problemas como el bajo nivel de calcio en la dieta.

A continuación detallamos los factores de riesgo de la osteoporosis:

  • Las mujeres tienen un riesgo mayor que los hombres, especialmente las mujeres delgadas o con una fina osamenta, al igual que las que tienen una edad avanzada.
  • Las mujeres blancas o asiáticas, especialmente las que tienen un familiar con osteoporosis, son las que tienen un riesgo mayor de desarrollar osteoporosis respecto a otras mujeres.
  • Las mujeres posmenopáusicas, incluyendo aquellas que han tenido una menopausia temprana o que se les ha sido inducida quirúrgicamente o aquellas que han tenido periodos menstruales anormales o con ausencias en algunos de ellos. Estas mujeres poseen un mayor riesgo.
  • El tabaquismo, los trastornos alimentarios, como la anorexia nerviosa o la bulimia, la ingesta de una cantidad insuficiente de calcio en la dieta, el consumo excesivo de alcohol, el estilo de vida sedentario y el uso de ciertos medicamentos, como los corticosteroides y los anticonvulsivos, se consideran también factores de riesgo.
  • La artritis reumatoide es en sí misma un factor de riesgo para la osteoporosis.
  • Tener un progenitor que tiene o haya tenido osteoporosis es un factor de riesgo para su descendencia.

El tratamiento de la osteoporosis se centra en la ralentización o la detención de la pérdida mineral, el aumento de la densidad ósea, la prevención de fracturas de huesos y el control del dolor asociado con la enfermedad.

Aproximadamente el 40% de las mujeres experimentan una fractura de algún hueso, debido a la osteoporosis durante sus vidas. En aquellas mujeres que experimentan una fractura vertebral (en la espalda), una de cada cinco sufre otra fractura vertebral al cabo de un año. Esta condición conduce potencialmente a más fracturas. Esto recibe el nombre de "cascada de fracturas". El objetivo del tratamiento es prevenir las fracturas.

  • Dieta: Los adultos jóvenes deben alcanzar de forma normal una máxima masa ósea gracias a la suficiente ingesta de calcio (1.000 mg al día) en su dieta (bebiendo leche o zumo de naranja fortificado con calcio y comiendo alimentos ricos en calcio como el salmón), a la realización de ejercicios con pesas como caminar o hacer ejercicios aeróbicos (natación es aeróbico, pero no se soporta peso) y al mantenimiento del peso corporal ideal.
  • Especialistas: Las personas que tienen fracturas de cadera, espinal o de muñeca deben ser visitadas por un especialista en huesos (conocido como cirujano ortopédico) para que les realice un diagnóstico. Además de tratar la fractura, estas personas también deben ser derivadas a un fisioterapeuta profesional para aprender la forma de ejercitar la zona dañada con seguridad. Por ejemplo, una persona con fracturas vertebrales debe evitar tocarse los dedos de los pies, hacer abdominales o levantar objetos pesados. Existen muchos tipos de médicos que pueden tratar la osteoporosis, entre los que podemos incluir internistas, los médicos de medicina general, los médicos de familia, los reumatólogos, los endocrinólogos y otros.
  • Ejercicio: se debe incorporar en el tratamiento una modificación del estilo de vida. El ejercicio practicado de forma regular puede reducir la probabilidad de fracturas óseas relacionadas con la osteoporosis.

Síntomas de la osteoporosis

En una etapa temprana de la enfermedad, la osteoporosis puede no causar síntomas. Con el paso del tiempo, puede comenzar causando un dolor sordo en los huesos o en los músculos, particularmente en la parte baja de la espalda o en el cuello.

Más tarde, en el transcurso de la enfermedad, pueden aparecer dolores agudos repentinos. El dolor puede que no se irradiarse (se extienda a otras áreas), puede ser agravado por realizar alguna actividad en la que se haya cargado peso sobre la zona dolorida, este dolor puede estar acompañado de sensibilidad y por lo general, comienza a desaparecer pasada una semana. El dolor puede durar más de tres meses.

Las personas con osteoporosis pueden olvidarse de alguna caída u otro trauma que podría haber causado una fractura de hueso, por ejemplo en la columna vertebral o en el pie. Las fracturas vertebrales de compresión pueden dar lugar a una pérdida de altura debido a una postura encorvada (llamada joroba).

Las fracturas en otras zonas, como la cadera o los huesos de la muñeca, por lo general, son el resultado de una caída.

Primeros síntomas de la ostoeporosis

La pérdida de altura o o la rotura de huesos con facilidad suelen ser los primeros signos de osteoporosis. La densidad ósea es un término que describe la solidez de tus huesos.

Lista de los síntomas de la osteoporosis

La lista de los principales síntomas de la osteoporosis, obtenidos de varias fuentes, incluyen:

Síntomas similares a la osteoporosis

A continuación puedes ver enlaces de estados de salud o enfermedades que tienen algunos síntomas similares a los de la osteoporosis. Haciendo click en la imágen o el enlace inferior podrás ver más información sobre estas enfermedades o estados de salud y sus síntomas.