Síntomas de la hipertensión

Síntomas

Enfermedades y sus síntomas

Información general acerca de los síntomas de la hipertensión

Esta página intenta proporcionar una lista con información de algunos de los posibles síntomas de la hipertensión.

Esta información sobre síntomas ha sido obtenida de diversas fuentes y puede no ser totalmente exacta y tampoco tiene porqué ser la lista completa de los síntomas de la hipertensión.

Imagen de la hipertensión

Por otra parte, los síntomas de la hipertensión puede variar de forma individual en cada paciente.

Debes consultar con tu médico si notas los primeros síntomas de la hipertensión ya que sólo tu médico puede proporcionar un correcto diagnóstico de los síntomas de forma precisa.

La mayoría de las personas con presión arterial alta no presentan síntomas. La única manera de saber si su presión arterial es demasiado elevada es que sea medida por un profesional de salud.

Si no sabes cuál es tu presión arterial, es recomendable que te la midas. Las personas con presión arterial alta con frecuencia no se sienten enfermas. De hecho, la presión arterial es a menudo un "asesino silencioso", ya que puede no causar síntomas durante mucho tiempo.

El corazón bombea sangre hacia las arterias con fuerza suficiente para empujar la sangre a los confines de cada órgano desde la parte superior de la cabeza hasta la planta de los pies. La presión sanguínea puede ser definida como la presión que hace la sangre sobre las paredes de las arterias a medida ésta que circula a través del cuerpo. La presión arterial es mayor cuando la sangre sale del corazón por la aorta y va disminuyendo gradualmente a medida que ésta entra en los vasos sanguíneos cada vez más pequeños (arterias, arteriolas y capilares). La sangre es devuelta a las venas para que regrese al corazón con la ayuda de la gravedad y de la contracción muscular.

La hipertensión es el término médico para la presión arterial alta. Se le conoce como el "asesino silencioso", ya que no tiene síntomas iniciales, pero puede conducir a una enfermedad a largo plazo y a complicaciones.

  • Mucha gente tiene la presión arterial alta sin saberlo.
  • Entre las complicaciones importantes de la presión arterial alta no controlada o mal tratada podemos incluir el infarto de miocardio, la insuficiencia cardíaca congestiva, el accidente cerebrovascular, la insuficiencia renal, la enfermedad arterial periférica y los aneurismas aórticos (debilitamiento de la pared de la aorta, lo que lleva a la ampliación o a la distensión de la aorta).
  • La conciencia pública frente a estos peligros ha aumentado. La hipertensión se ha convertido en la segunda causa más común de visitas médicas en Estados Unidos.

¿Cómo se mide la presión arterial?

La presión arterial se mide con un manguito de presión arterial y se registra con dos números, por ejemplo, 120/80 mm Hg (milímetros de mercurio). Las mediciones de la presión arterial se toman generalmente en la parte superior del brazo sobre la arteria braquial.

  • El número más alto, se llama presión sistólica. La cuál mide la presión generada cuando el corazón se contrae (bombea). Refleja la presión de la sangre contra las paredes arteriales.
  • El segundo número, el más bajo es la presión diastólica. Éste refleja la presión en las arterias cuando el corazón se está llenando de sangre y descansando entre latido y latido.

Directrices para definir la presión arterial normal y la hipertensión.

  • La presión arterial normal debe ser inferior de 120/80
  • La pre-hipertensión oscila entre 120-139 / 80-89
  • La hipertensión en la etapa 1 oscila entre 140-159/90-99
  • La hipertensión en la etapa 2 es cuando es superior a 160/100

Causas de la hipertensión

En el 90% de los casos de las personas con hipertensión, la causa de esta alta presión sanguínea es desconocida y esta enfermedad es conocida como hipertensión primaria o esencial. Aunque la causa sea desconocida, existen factores de riesgo que pueden contribuir para que una persona desarrolle hipertensión.

Los factores que no se pueden cambiar:

  • Edad: Contra mayor sea una persona, mayor será la probabilidad de que desarrolle hipertensión, especialmente que su presión sistólica sea elevada. Esto es en gran parte es debido a la arteriosclerosis o al "endurecimiento de las arterias."
  • Raza: los afroamericanos tienden a desarrollar una presión arterial alta con más frecuencia que los caucásicos. Las personas afroamericanas desarrollan hipertensión arterial y complicaciones más graves a una edad más temprana.
  • Nivel socioeconómico: La presión arterial alta se encuentra de forma más común entre los grupos socioeconómicos más bajos y con menos educación. Por ejemplo, los residentes del sureste de Estados Unidos, es decir, tanto los estadounidenses caucásicos como los africanos, son más propensos a padecer una presión arterial alta que los residentes de otras regiones.
  • Historia familiar (herencia): La tendencia a tener hipertensión parece ser hereditaria.
  • Género: Por lo general los hombres tienen más probabilidades a desarrollar hipertensión que las mujeres. Esta probabilidad varía según la edad y los diversos grupos étnicos.

Factores que se pueden cambiar:

  • Obesidad: A medida que aumenta el peso corporal, la presión arterial aumenta. El exceso de peso aumenta el riesgo de padecer hipertensión. Los profesionales de la salud recomiendan que todas las personas obesas con hipertensión pierdan peso hasta que se encuentren dentro del 15% de su peso ideal. Las personas obesas tienen de dos a seis veces más probabilidades de desarrollar hipertensión que las personas cuyo peso está dentro de un rango saludable. No sólo el grado de obesidad es importante, sino también la forma en la que se acumula la grasa adicional. Algunas personas aumentan de peso y la grasa queda más localizada alrededor de su abdomen (obesidad central o en “forma de manzana”), mientras que otras personas tienden a almacenar grasa alrededor de las caderas y de los muslos (personas en "forma de pera"). Las personas con "forma de manzana" tienden a tener mayores riesgos de salud para la presión arterial alta que las que tienen "forma de pera".
  • Sensibilidad al Sodio (sal): Algunas personas tienen una alta sensibilidad al sodio (sal) y su presión arterial aumenta si ingieren comida con sal. La reducción de la ingesta de sodio tiende a bajar su presión arterial. Los estadounidenses consumen de 10 a 15 veces más sodio del que necesitan. La comida rápida y los alimentos preparados ​​contienen cantidades de sodio particularmente elevadas. Muchos de los medicamentos sin receta también contienen grandes cantidades de sodio. Puedes mirar en los envases de los alimentos sus ingredientes con la finalidad de saber su contenido en sal, este puede ser un primer paso para reducir tu ingesta de sal. Los platos que se sirven en los restaurantes de comida rápida también tienen un alto contenido en sal y en calorías.
  • El consumo de alcohol: Beber más de una o dos copas de alcohol por día tiende a aumentar la presión arterial en las personas que son sensibles al alcohol.
  • Las píldoras anticonceptivas (anticonceptivos orales): Algunas mujeres que toman píldoras anticonceptivas desarrollan hipertensión.
  • La falta de ejercicio (sedentarismo): Un estilo de vida sedentario contribuye al desarrollo de la obesidad y de la alta presión arterial.
  • Medicamentos: Algunas drogas, como las anfetaminas (estimulantes), las píldoras dietéticas y algunos medicamentos utilizados para el resfriado y los síntomas de alergia, como la pseudoefedrina, tienden a aumentar la presión arterial.

Síntomas de la hipertensión

La hipertensión generalmente no causa síntomas y por ese motivo a menudo se le denomina "el asesino silencioso". Las personas que tienen una alta presión arterial generalmente no lo saben hasta que se la toman.

A veces, las personas con una marcadamente elevada presión arterial pueden experimentar:

  • Dolores de cabeza
  • Mareos
  • Visión borrosa
  • Náuseas y vómitos
  • Dolores en el pecho y dificultad para respirar

A menudo la gente no busca atención médica hasta que los síntomas se derivan a un daño orgánico causado por la hipertensión crónica (a largo plazo). Se pueden observar los siguientes tipos de daño orgánico provocados por una presión arterial alta y crónica:

  • Ataque al corazón
  • Insuficiencia cardiaca
  • Accidente cerebrovascular o accidente isquémico transitorio (AIT)
  • Insuficiencia renal
  • Daño ocular con pérdida progresiva de la visión
  • Enfermedad arterial periférica que causa dolor en las piernas al caminar (claudicación)
  • Evaginación de la aorta, llamada aneurisma

Aproximadamente el 1% de las personas con presión arterial alta no buscan atención médica hasta que la hipertensión es muy grave. Ésta es una condición conocida como hipertensión maligna.

  • En la hipertensión maligna, la presión arterial diastólica (el número menor) a menudo supera los 140 mm Hg.
  • La hipertensión maligna puede estar asociada con dolores de cabeza, mareos, náuseas, vómitos y síntomas similares a los de una apoplejía.
  • La hipertensión maligna requiere una intervención de emergencia con el fin de reducir la presión arterial y así prevenir la hemorragia cerebral o el accidente cerebrovascular.

Es de suma importancia tener en cuenta que es posible no notar que tienes hipertensión durante años, ya que hay veces que los síntomas no se manifiestan. Aunque no nos demos cuenta de lo que nos está sucediendo, la hipertensión nos puede causar progresivos daños al corazón, a otros órganos y a los vasos sanguíneos.

Lista de los síntomas de la hipertensión

La lista de los principales síntomas de la hipertensión, obtenidos de varias fuentes, incluyen:

Síntomas similares a la hipertensión

A continuación puedes ver enlaces de estados de salud o enfermedades que tienen algunos síntomas similares a los de la hipertensión. Haciendo click en la imágen o el enlace inferior podrás ver más información sobre estas enfermedades o estados de salud y sus síntomas.