Síntomas de la bulimia

Síntomas

Enfermedades y sus síntomas

Información general acerca de los síntomas de la bulimia

Esta página intenta proporcionar una lista con información de algunos de los posibles síntomas de la bulimia.

Esta información sobre síntomas ha sido obtenida de diversas fuentes y puede no ser totalmente exacta y tampoco tiene porqué ser la lista completa de los síntomas de la bulimia.

Imagen de la bulimia

Por otra parte, los síntomas de la bulimia puede variar de forma individual en cada paciente.

Debes consultar con tu médico si notas los primeros síntomas de la bulimia ya que sólo tu médico puede proporcionar un correcto diagnóstico de los síntomas de forma precisa.

Haz click en el siguiente enlace si quieres ver información sobre el tratamiento de la bulimia.

La bulimia es un trastorno de la alimentación caracterizado por episodios frecuentes de atracones a los que siguen unos esfuerzos frenéticos para evitar aumentar de peso.

Cuando una persona tiene un problema de bulimia, la vida se convierte en una batalla constante entre el deseo de perder peso o mantenerse delgados y los fuertes impulsos por comer compulsivamente.

Una persona que sufre bulimia, no quiere comer compulsivamente. Sabe que se sentirá culpable y avergonzada después, pero una y otra vez cae en la tentación. Durante un atracón puede consumir una media que oscila entre 3.000 a 5.000 calorías en sólo una hora.

Cuando termina, se apodera de ella el pánico y recurre a medidas drásticas para "deshacer" el atracón, como por ejemplo, tomando laxantes, provocándose el vómito o saliendo a correr muchos kilómetros. Mientras tanto, la persona se siente cada vez más fuera de control.

Es importante tener en cuenta que la bulimia no implica necesariamente una purga intestinal, la eliminación física de los alimentos del cuerpo mediante el vómito o usar laxantes, enemas o diuréticos. Las personas que sufren bulimia también hacen otras cosas como intentar compensar los atracones con ayunos, hacer ejercicio en exceso o dietas de choque.

Signos y síntomas de la bulimia

Si has sufrido la bulimia durante un tiempo, probablemente has "hecho de todo" para ocultar tus atracones y la costumbre de vomitar o tomar laxantes. Es humano sentir vergüenza por pasar momentos difíciles en lo que respecta al autocontrol con los alimentos, por lo que las personas con bulimia prefieren estar a solas durante los atracones. Si te comes una caja de donuts, los repondrás para que tus amigos o la familia no se den cuenta. Cuando compras comida para darte un atracón, seguramente comprarás en cuatro supermercados distintos para que los cajeros no se den cuenta. Pero a pesar de tu vida secreta, las personas más cercanas a ti probablemente tendrán la sensación de que algo no va bien.

Signos y síntomas de un atracón compulsivo

  • Falta de control sobre la alimentación: Incapacidad para dejar de comer. Comer hasta el punto de sentir malestar físico y dolor.
  • Secretismo al comer: Ir a la cocina cuando de todo el mundo se ha ido a la cama. Deseo de comer en la intimidad.
  • Consumir grandes cantidades de comida sin ningún cambio visible en el peso.
  • Desaparición de la comida, muchos envases vacíos o bolsas de comida en la basura o sitios ocultos con comida basura.
  • Intervalos entre comer en exceso y ayunar: Una persona con bulimia, rara vez se come las comidas normales. Cuando se trata de comida, es todo o nada.

Signos y síntomas de las purgas estomacales

  • Ir al baño después de las comidas: Desaparecer frecuentemente después de la comida para ir al baño a vomitar. Puede dejar correr el agua para disfrazar los sonidos de los vómitos.
  • Tomar laxantes, diuréticos o usar enemas después de comer: También puede que tome pastillas dietéticas para parar el apetito o utilizar la sauna para eliminar la retención de líquidos.
  • Olor a vómito: El cuarto de baño o la persona pueden tener un olor a vómito. Pueden tratar de encubrir el olor con enjuagues bucales, perfumes, ambientadores, chicles o pastillas de menta.
  • Excesivo ejercicio: Agotarse enérgicamente, sobre todo después de comer. Las actividades típicas incluyen ejercicios de alta intensidad para quemar las calorías como correr o hacer ejercicios aeróbicos.

Signos físicos y síntomas de la bulimia

  • Callos o cicatrices en los nudillos o en las manos debido a que ponen los dedos en la garganta para provocar el vómito.
  • Mejillas hinchadas causadas por los vómitos repetidos.
  • Dientes descoloridos por la exposición al ácido del estómago al vomitar. Pueden parecer de color amarillo, irregulares o claros.
  • Los hombres y las mujeres con bulimia suelen tener un peso normal o un ligero sobrepeso. El peso bajo debido a las purgas estomacales podría indicar bulimia.
  • Frecuentes fluctuaciones de peso. Puede variar de peso entre unos 15 kilos o más, debido a la alternancia de episodios de atracones y purgas.

Efectos de la bulimia

Cuando se vive con bulimia, pones tu cuerpo, e incluso tu vida, en peligro. El efecto secundario más peligroso de la bulimia es la deshidratación debido a las purgas. Los vómitos, los laxantes y los diuréticos pueden causar desequilibrios en los electrolitos del cuerpo, sobre todo en forma de niveles bajos de potasio. Los niveles bajos de potasio desencadenan una amplia gama de síntomas que van desde el letargo y el pensamiento nublado hasta latidos irregulares del corazón y la muerte. Los niveles crónicamente bajos de potasio también puede producir insuficiencia renal.

Tratamiento de la bulimia

Para detener el ciclo de atracones y purgas, es importante buscar cuanto antes la ayuda de un profesional, seguir el tratamiento que el profesional indique y resolver los problemas emocionales subyacentes que causaron el inicio de la bulimia.

Debido a que la mala imagen corporal y la baja autoestima son el origen de la bulimia, la terapia es una parte importante de la recuperación. Es común sentirse aislado y avergonzado por los atracones y las purgas, y los terapeutas pueden ayudarte con estos sentimientos.

El tratamiento habitual contra la bulimia es la terapia cognitiva conductual. La terapia cognitiva conductual se centra en los comportamientos alimenticios poco saludables de la bulimia y los pensamientos negativos y poco realistas que los alimentan. Los objetivos que persigue la terapia contra la bulimia son:

  • Romper el ciclo del atracón y la purga: La primera fase del tratamiento contra la bulimia se centra en detener el círculo vicioso de atracones y de purgas y restaurar los patrones normales de alimentación. Se aprende a controlar los hábitos alimenticios, a evitar las situaciones que desencadenan atracones, enfrentarse al estrés de forma que no afecte a la alimentación, comer con regularidad para reducir los antojos de alimentos, y luchar contra el impulso de purgarse.
  • Cambiar a pensamientos y patrones saludables: La segunda fase del tratamiento contra la bulimia se centra en identificar y cambiar las falsas creencias acerca del peso, la dieta y la forma del cuerpo. Se exploran las actitudes acerca de la comida, y se replantea la idea de que la autoestima se base en el peso.
  • Resolver los problemas emocionales: La fase final del tratamiento de la bulimia consiste en abordan las cuestiones emocionales que provocaron el trastorno de la alimentación. La terapia puede centrarse en los problemas de las relaciones, sacar a la luz la ansiedad subyacente y la depresión, la baja autoestima y los sentimientos de aislamiento y soledad.

Lista de los síntomas de la bulimia

La lista de los principales síntomas de la bulimia, obtenidos de varias fuentes, incluyen:

Síntomas similares a la bulimia

A continuación puedes ver enlaces de estados de salud o enfermedades que tienen algunos síntomas similares a los de la bulimia. Haciendo click en la imágen o el enlace inferior podrás ver más información sobre estas enfermedades o estados de salud y sus síntomas.