Síntomas de la enfermedad de Lyme

Síntomas

Enfermedades y sus síntomas

Información general acerca de los síntomas de la enfermedad de Lyme

Esta página intenta proporcionar una lista con información de algunos de los posibles síntomas de la enfermedad de Lyme.

Esta información sobre síntomas ha sido obtenida de diversas fuentes y puede no ser totalmente exacta y tampoco tiene porqué ser la lista completa de los síntomas de la enfermedad de Lyme.

Imagen de la enfermedad de Lyme

Por otra parte, los síntomas de la enfermedad de Lyme puede variar de forma individual en cada paciente.

Debes consultar con tu médico si notas los primeros síntomas de la enfermedad de Lyme ya que sólo tu médico puede proporcionar un correcto diagnóstico de los síntomas de forma precisa.

Los síntomas de la enfermedad de Lyme

En su etapa inicial, la enfermedad de Lyme puede ser una enfermedad leve con síntomas similares a la gripe, como LA fiebre, escalofríos, inflamación de los ganglios linfáticos, dolores de cabeza, fatiga, dolores musculares y dolor en las articulaciones. Los síntomas aparecen entre los 7 y 10 días después de mordedura de la garrapata infectada. Muchas personas picadas por una garrapata infectada desarrollan una erupción grande, hinchando la piel alrededor del área de la picadura. La erupción puede notarse caliente al tacto, pero normalmente no es dolorosa. Las erupciones varían en tamaño, forma y color, pero a menudo tienen una apariencia clara, un círculo rojo con un centro claro. Las anomalías del sistema nervioso pueden incluir entumecimiento, dolor, debilidad, parálisis de Bell (parálisis de los músculos faciales), trastornos visuales y síntomas de meningitis, como fiebre, cuello rígido y un fuerte dolor de cabeza. Otros problemas que pueden no aparecer hasta semanas, meses o años después de una picadura de garrapata son un aumento en la dificultad para pensar y recordar o daños en los nervios de los brazos y de las piernas.

En la mayoría de la gente, el primer síntoma de la enfermedad de Lyme es una erupción de color rojo conocido como eritema migratorio. La erupción comienza como un pequeño punto rojo en el sitio de la picadura de la garrapata. Esta erupción se extiende durante un período de días o semanas, formando un sarpullido circular u ovalado. A veces el sarpullido se parece a una rosquilla, que aparece como un anillo rojo que rodea un área clara con un centro rojo. La erupción, que puede ir desde el tamaño de una moneda de diez céntimos hasta el ancho completo de la espalda de una persona, aparece tras las primeras semanas de una picadura de garrapata y por lo general ocurre en el sitio de la picadura. Según se extiende la infección, pueden aparecer erupciones en distintas zonas del cuerpo.

El eritema migrans suele ir acompañado de síntomas como fiebre, dolor de cabeza, rigidez de cuello, dolor de cuerpo y fatiga. Aunque estos síntomas parecidos a la gripe pueden parecerse a los de infecciones virales comunes, los síntomas de la enfermedad de Lyme tienden a persistir o puede aparecer de manera intermitente.

Artritis

Después de varios meses de estar infectados por la bacteria borrelia burgdorferi, causante de esta enfermedad, algo más de la mitad de las personas que no se tratan con antibióticos desarrollan ataques recurrentes de dolor en las articulaciones inflamadas y que duran de unos pocos días a unos meses. La artritis puede pasar de una articulación a otra, la rodilla es la extremidad que más suele estar afectada. Entre el 10 y el 20 por ciento de los pacientes no tratados se llegan a desarrollar artritis crónica.

Síntomas neurológicos

La enfermedad de Lyme puede afectar el sistema nervioso, causando síntomas como rigidez de cuello y dolor de cabeza intenso (meningitis), la parálisis temporal de los músculos faciales (parálisis de Bell), entumecimiento, dolor o debilidad en las extremidades o pérdida de coordinación motora. Cambios más sutiles, como la pérdida de memoria, dificultades de concentración, cambio de humor o de los hábitos de sueño también se han asociado con la enfermedad de Lyme.

Las anomalías del sistema nervioso generalmente se desarrollan varias semanas, meses o incluso años después de una infección no tratada. Estos síntomas suelen durar semanas o meses y pueden reaparecer.

Problemas cardiacos

Menos de uno de cada diez pacientes con enfermedad de Lyme desarrolla problemas de corazón como un latido irregular del corazón, que puede estar acompañado de mareos o dificultad para respirar. Estos síntomas rara vez duran más de unos pocos días o semanas. Tales anomalías del corazón, en general surgen varias semanas después de la infección.

Otros síntomas de la enfermedad de Lyme

Con menos frecuencia, la enfermedad de Lyme puede causar inflamación de los ojos, hepatitis y fatiga severa, aunque ninguno de estos problemas suelen aparecer sin que aparezcan otros síntomas de la enfermedad de Lyme.

Primeros síntomas de la infección:

  • Erupción cutánea conocida como eritema migrans
  • Dolores musculares y articulares
  • Dolor de cabeza
  • Fiebre
  • Fatiga

A principios de la infección:

  • Múltiples lesiones
  • Parálisis facial o parálisis de Bell
  • Meningitis
  • Radiculitis: entumecimiento, hormigueo, ardor...
  • Breves episodios de dolor e inflamación articular

Cuando la infección avanza:

  • Artritis, intermitente o crónica
  • Encefalopatía, confusión leve o moderada

Síntomas menos comunes de la enfermedad de Lyme:

  • Problemas oculares como la conjuntivitis
  • Trastornos cutáneos crónicos
  • Encefalomielitis: debilidad en las extremidades y pérdida de coordinación motora

Lista de los síntomas de la enfermedad de Lyme

La lista de los principales síntomas de la enfermedad de Lyme, obtenidos de varias fuentes, incluyen:

Síntomas similares a la enfermedad de Lyme

A continuación puedes ver enlaces de estados de salud o enfermedades que tienen algunos síntomas similares a los de la enfermedad de Lyme. Haciendo click en la imágen o el enlace inferior podrás ver más información sobre estas enfermedades o estados de salud y sus síntomas.